Ojala

0

Y si os cuenta la historia de miles de niñas menores de 14 años en América latina ?

Es la helando historia de niñas víctimas del gran y cruel lobo : el hombre. Porque en América latina y más precisamente en la Argentina, Chile, Colombia, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Paraguay, Perú y Uruguay, en que los abusos y agresiones sexuales siguen siendo la rutina de niñas sobre el camino hasta las casas de sus abuelitas. Desde principios de año, se reportaron 1.272 casos de abusos sexuales y otros delitos sexuales en niñas en Chile. Y entre 2009 y 2016 se recibieron 111 mil 413 denuncias por violación en México. Y los cazadores en lugar de castigar al gran y cruel lobo prefieran mirar a las niñas hacerse devorar así en Ecuador se reciben 3 denuncias por violación de niñas, la gran mayoría de los casos no son procesados formalmente. Hasta 2016, solo un promedio del 1% de las denuncias por violencia sexual y violación había obtenido sentencia. Y en Guatemala tampoco la situación es mejor entre 2001 y 2012 se emitieron solamente 2 sentencias condenatorias por estos hechos. Así el lobo nunca es castigado pero además las autoridades apoyan el lobo gracias a la misoginia y el patriarcado que todavía son omnipresentes en estos países. Corrompen las sociedades, las mentalidades y por supuesto la manera de tratar las denuncias. El arzobispo de Lima en 2016 dijo : «[Nos dijo] que hay un alta tasa de abortos en las niñas y adolescentes, pero nadie abusó sexualmente de estas niñas. Son a menudo mujeres que se exhiben y provocan hombres». Esta idea, está arraigada en muchas mentalidades de estos países que todavía son muy católicos, justificando violaciones y agresiones que son a veces cometidas por un lobo sacerdote y siguiendo perpetrando la cultura de la violación.

Y la pesadilla de las niñas sigue después de ser comidas, ellas abandonan la escuela como 6 de cada 10 niñas en Argentina en razón de discriminaciones que soportaban. Y tiene catastróficas consecuencias sobre sus saludes mentales. El 14% de las niñas embarazadas participantes en un estudio reportaron tener ideas suicidas en Nicaragua. Así nunca cumplan sus sueños por culpa del gran y cruel lobo que una vez las devoraron o las comieron lentamente, poco a poco para satisfacer sus ganas cada vez que el lobo lo quería.

Pero hay madres que se den cuenta de lo que el gran y cruel lobo hizo a sus hijas y que, entonces, apoyan iniciativas como la de #NiñasNoMadres que cada día pelea contra la injusticia del mundo, una injusticia basada en nuestro sexo, el poder y la influencia que tenemos. Sistema que mata a los más débiles y fortalece a los más crueles.

Ojala el gran y cruel lobo podría ser más humano y menos depredador sexual que merodea alrededor mujeres.

Juliette Wojcik, 

Décembre 2019

Sources : https://www.ninasnomadres.org/ et rapport du Parlement européen sur les violences faites aux mineurs en Amérique latine

Partager.

A propos de l'auteur

Laisser un commentaire